Ir a dosporcuatro.com


Acerca de 7ebiz

[Bio no disponible]


Mensaje Enviar mensaje personal


Suscríbete


Detalles del usuario

 

Numero de visitas: 160087

Valoracion: 5.00

Numero de posts: 195


Blog de 7ebiz


15/04/2014

Siempre estoy enviándole paquetes a mi abuelo


Desde pequeña, siempre quise irme a Europa a estudiar; preferentemente, a España. No por nada, es que me hacía ilusión y, bueno, resulta que mi madre vive en Madrid, así que no estaría sola. Desde siempre, he vivido en Colombia con mi abuelo y con mi padre. Con mi abuelo siempre me he llevado genial, porque somos como uña y carne: nos encanta contarnos historias y las película de gánsters. Con mi padre, bueno, podría llevarme mejor; el problema es que, desde que se fue mi madre, ocurrió lo típico: la echaba mucho de menos y lo pagaba injustamente con él. Cuando me fui, decidimos que mantendríamos una cordial relación de padre e hija, pues a saber cuándo nos volveríamos a ver.

Ya llevo tres años en España. He recuperado la relación con mi madre, he perdonado a mi padre y me carteo asiduamente con mi abuelo. De hecho, siempre que puedo le envío un regalo, porque le gusta coleccionar cosas. Cosas tontas. Por suerte, el servicio de mensajería que estoy usando es bastante barato y asequible, y me permite enviar paquete a Colombia a un módico precio. Es el mismo que le he recomendado a mi abuelo para enviar paquete a Madrid; y la mayoría de cosas que suele enviarme son algunas películas de su colección personal de mafiosos, con lo cual, yo estoy encantadísima. Pero lo echo muchísimo de menos.

La próxima vez que proceda a enviar un paquete, lo haré con una carta en la cual le comunicaré que estoy empezando a tener acento madrileño. Lo hago para chincharlo un poco, puesto que, según me dijo, para él lo más terrible sería que perdiese el acento colombiano. Y está pasando, por desgracia. De hecho, hablando creo que no se nota de dónde soy. ¿O sí? Bueno, qué más da; sigo sintiéndome americana de corazón, aunque soy española de adopción.


Tags: enviar paquete


Ver comentarios Comentarios




11/04/2014

Recuperar un viejo amor enviando un paquete


Toda mi confianza se ha ido al garete. ¿Por qué? Porque yo siempre he presumido de ser un tío bastante racional e independiente al que las emociones no le afectaban demasiado; sin embargo, basta que cualquier persona, y no solo yo, tenga una relación seria (y con seria quiero decir de más de tres años) para que las bases sólidas en las que se asentaba su manera de pensar se derrumben. Creía que la depresión que sentía cuando mi novia me dejó se me acabaría pasando, así que me aferré a esa idea durante una semana...; dos semanas...; tres meses...; un año... Y no lo consigo. Así es como están las cosas.

Me da un poco de vergüenza admitir lo que voy a admitir, pero me he dado cuenta de que soy incapaz de vivir con ella. Antes de conocerla era muy feliz estando soltero, eso es verdad, pero cuando conoces a la persona que es perfecta para ti, todo eso cambia. Por eso, he querido localizarla y lo he hecho a través de su madre: ahora vive en Estados Unidos, ni más ni menos, y al parecer, sigue soltera. ¿Y si siente lo mismo? ¿Y si está esperando a que la localice? No pienso comprarme ningún billete, claro está: antes pienso enviar paquete a Estados Unidos con una carta y un regalo. Los regalos son atenuantes muy útiles; por eso creo que enviar paquete es la mejor opción.

Lo peor de hacerlo es tener que esperar a que ella lo reciba y decida responderme, si es que lo hace. ¿Me ignorará o se animará a enviar paquete a Palma de Mallorca, donde yo espero noticias suyas con desesperación? No lo sé, pero quiero creer que sí. Quiero creer que no soy solo yo el tonto que es incapaz de rehacer su vida. Quiero saber que ella también me necesita.


Tags: enviar paquete


Ver comentarios Comentarios




07/04/2014

Unos audífonos para cada pérdida auditiva


Cuando se padece algún tipo de pérdida auditiva es necesario tomar diversas decisiones con el fin de conseguir unos buenos audífonos que ayuden al paciente a mejorar su audición y, por lo tanto, su calidad de vida, pues esta enfermedad afecta también a otros aspectos del día a día de dicha persona.

En primer lugar hay que distinguir los aparatos auditivos analógicos y los digitales. Hoy en día los más recomendados con los digitales, ya que se adaptan perfectamente a las características y a las necesidades de cada individuo para mejorar su audición y la calidad de ésta gracias a los avances tecnológicos que ha vivido este campo de la salud.

Tras conocer el resultado de las pruebas pertinentes para conocer el grado de pérdida auditiva que se sufre sólo queda buscar a profesionales en el sector para adquirir un producto de calidad, ajustado a cada persona, al mejor precio del mercado.

Dependiendo del tipo de carencia auditiva hay que seleccionar los audífonos, pues para las pérdidas severas y profundas se debería utilizar los audífonos retroarticulares, que se colocan detrás de la oreja y aumentan los sonidos a través de un molde hecho a medida para el paciente. En las pérdidas severas también se pueden utilizar sin ningún problema los dispositivos intra auriculares, formados por una concha a medida, siendo un aparato mucho más discreto.

En los casos de pérdidas auditivas ligeras se puede elegir entre dos posibilidades: la primera de ellas está relacionada con los audífonos intracanales, ubicados dentro del canal auditivo, teniendo toda su sistema electrónico en un aparato más pequeño. Estos dispositivos son ideales para aquellas personas que sufran una carencia de la audición media.

Y, por último, los audífonos C.I.C., colocados totalmente dentro del canal auditivo del individuo para que a simple vista ni se note que lleva uno de estos aparatos.


Tags: audifonos


Ver comentarios Comentarios




07/04/2014

Un cambio en mi vida


Siempre había deseado tener un trabajo que me permitiera viajar por todo el mundo para conocer diferentes lugares, descubrir sus costumbres y la cultura que se ha ido creando a lo largo de los siglos que hace que cada rincón del planeta sea especial por una razón o por otra.

Desde muy joven tenía claro que me quería ser una empresaria de éxito, así que debía esforzarme en mis estudios para poder alcanzar todos mis objetivos. Una vez finalizada la carrera y todo lo que ella conlleva tuve la gran suerte de participar en un nuevo negocio que me abrió miles de puertas en el mercado laboral, posicionándome exactamente donde soñaba, por lo que pude viajar por diversos países dividiendo mi estancia para los negocios y para conocer cada destino.

Creé mi propia empresa en España, consiguiendo un local de alquiler en Barcelona con la intención de contar tambien con una tienda física, ya que gracias al avance de las nuevas tecnologías es posible y más beneficioso promover mis servicios a través de la red, viajando personalmente a diferentes lugares para atender a todos nuestros clientes con un servicio totalmente personalizado.

Pero en uno de estos viajes a la sede central en Barcelona conocí a una persona y comenzamos una bonita amistad que terminó en una relación amorosa de los más sana, basada en el respeto y en la sinceridad, así que no podía dejar escapar esta oportunidad, pues era hora de centrar la cabeza y formar una familia como es debido.

Hoy en día vivimos en un piso de alquiler en Barcelona y he reducido mis viajes para poder pasar más tiempo con mi marido y mi hijo pequeño, ya que ahora lo más importante es verlo crecer. Esto no quiere decir que haya abandona mi trabajo, sino que mis sueños han cambiado, centrando toda mi atención en los míos.


Tags: alquiler barcelona piso


Ver comentarios Comentarios




07/04/2014

Cita a ciegas hablando de decoletaje


Mi primera cita a ciegas, y les puedo asegurar que la última, fue un fracaso absoluto. A mí no me gustan esas cosas, sobre todo porque soltera estoy muy a gusto; pero a mis amigas se les metió en la cabeza que necesitaba un hombre y, bueno, me lo vendieron tan “inteligente”, tan “conversador” y tan “divertido” que me dije que por qué no. Cometí un error desde el primer instante en el que pensé eso, y solo me di cuenta pasada solo media hora de cena. Ahora les contaré por qué: pónganse cómodos, porque, aunque esto no va para largo, si necesito toda su atención.

Resultó que el hombre en cuestión, muy apuesto y muy caballero a simple vista, se dedica al decoletaje; que viene a ser algo así como el ensamblaje de piezas pequeñas, como tornillos, para numerosos usos industriales. En fin, el problema residía en que el hombre estaba, literalmente, enamorado de su trabajo: todo el rato que estuvimos charlando, en realidad solo habló él; es decir, fue un monólogo. Y no paraba de decirme cosas sobre lo práctico que era el proceso de mecanización, que existía un sitio en internet que trabajaba con tornos de CnC, y que encima no le hace ascos a ningún tipo de materiales y destaca por unos plazos de entrega cortos; que si es un servicio muy serio y su taller industrial confía plenamente en él como distribuidor...; etc.


Se preguntarán si en algún momento mostró algo de interés en mí: a qué me dedicaba, qué tipo de cosas me gustaban... Pues no: toda la conversación se traducía en que él hablaba y yo asentía. Cuando me levanté para irme, aún tuvo la desfachatez de sorprenderse y de llamarme maleducada. Ya sé que todos los hombres no son iguales, pero muchos merecen una patada en la entrepierna. Su trabajo muy interesante, eso sí.

Tags: decoletaje


Ver comentarios Comentarios

Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente